jueves, 5 de mayo de 2011


Es un sistema de reedes entre conectadas entre si por :
  • Ganglios linfáticos
  • Sonductos
  • Vasos linfáticos
  • Linfa (liquido que contiene linfocitos)
video

Los vasos linfáticos pequeños se unen entre sí para formar canales mayores que van al cuello y desembocan en las venas grandes. Los nódulos linfáticos se hallan en lugares estratégicos a lo largo de los vasos linfáticos de tamaño medio, y se encuentran en la rodilla, el codo, la axila, la ingle, el cuello, el abdomen y el pecho. Su función es la de actuar como filtros para atrapar a las bacterias y otros residuos.


Parte importante del sistema linfático lo constituyen el bazo, el timo y los ganglios linfáticos. El primero de ellos está implicado en la 
eliminación de células, y el segundo es necesario para obtener una inmunidad normal.

Enfermedadades del Sistema Linfático

Enfermedades relacionadas con el Sistema Linfático
Los ganglios linfáticos, realizan una acción filtrante de la linfa circulante, de modo que actúan como un “colador” del los microorganismos y otras células que son malignas. En caso de infección aguda, en menos de una hora se produce una dilatación de los senos de los ganglios linfáticos y una afluencia de granulocitos neutrófilos desde los vasos sanguíneos.

Del mismo modo, los ganglios linfáticos retienen solo una parte de las células tumorales acarreadas por la linfa. Si estas pasan al sistema linfático, pueden dispersarse difusamente pro el organismo por medio del torrente sanguíneo, proceso denominado metástasis.


• Metástasis
A la metástasis, se debe la fiereza de los cánceres, ya que aunque un cirujano extirpe el tumor, las células tumorales pueden haberse extendido por todo el organismo, haciendo inútil los esfuerzos del cirujano.


video Para establecer una metástasis, las células cancerosas, necesitan abandonar su asentamiento de origen para invadir un vaso sanguíneo o linfático, para viajar hasta un lugar lejano y establecer una nueva colonia celular. El asentamiento de los tumores cerca de los vasos sanguíneos y linfáticos, se debe a que en estos lugares será donde capten nutrientes para su desarrollo.

Este hecho de la metástasis, hace que muchos cánceres de un órgano en concreto, hace que se propaguen a órganos o tejidos vecinos. Así el melanoma de piel, se suele propagar hacia los pulmones o el cáncer colorrectal se propaga hacia el hígado.
Incluso tenemos más ejemplos de lo que sería ejemplos de propagación de enfermedades a través del linfático, como sería el VIH.


Otras patologías comunes, relacionadas con el sistema linfático, son:

Linfadenopatía

La linfadenopatía es el término que se utiliza para describir la hinchazón de los ganglios linfáticos, donde a medida que se acumulan las células que combaten las infecciones y el líquido, los ganglios linfáticos aumentan varias veces su tamaño normal.

Los síntomas pueden incluir, bultos inflamados, tibieza o enrojecimiento de la piel que se encuentra sobre los ganglios linfáticos, fiebre…




Linfedema
El linfedema es la hinchazón causada por una interferencia con el drenaje normal de la linfa a la sangre. Esta patología es más en las mujeres, con la hinchazón de las piernas y los brazos, como síntomas más visibles.

Puede ser congénito o adquirido. Si es congénito, se debe a que la persona nace con un reducido número de vasos linfáticos, que no son suficientes para contener toda la linfa. Si por el contrario es adquirido, suele aparecer después de una cirugía mayor, sobre todo tras un tratamiento de cáncer en el que se hayan extirpado los ganglios linfáticos y vasos linfáticos, o bien cuando estos hayan sido irradiados con rayos X. Por ejemplo, el bazo puede volverse propenso a la hinchazón, después de un extirpamiento de una mama con cáncer y de los ganglios linfáticos cercanos.

Cuando es adquirido, la piel parece sana pero está hinchada. Si se presiona la zona con un dedo no queda señal, como sucede cuando la hinchazón por acumulación de líquidos (edema) es el resultado de un flujo inadecuado de sangre por las venas.

El linfedema no tiene curación.


• Linfoma


Los linfomas son un conjunto de enfermedades cancerosas que se desarrollan en el sistema linfático, que también forman parte del sistema inmunológico del cuerpo humano. A los linfomas también se les llama los tumores sólidos hematológicos para diferenciarlos de las leucemias.

Es una enfermedad tumoral, pero de otro tipo de células, los linfocitos, que residen normalmente en los ganglios linfáticos y en muchos tejidos con contacto con el exterior (tubo digestivo, pulmones, piel, etc) .

Hay linfomas de dos tipos: Hodgkin y no Hodgkin. Los primeros son más fáciles de tratar y curar. Entre los segundos los hay más agresivos (alto grado) y más crónicos (bajo grado).
Pueden afectar a todas las edades, sexo o raza. Pueden iniciarse en cualquier sitio del organismo donde haya tejido con linfocitos, pero lo más frecuente es en los ganglios del cuello o del abdomen. Lo cierto es que bajo el nombre de linfomas de no Hodgkin, se ampara una decena diferente de enfermedades.

Todos los linfomas tienen tratamiento que siempre es quimioterapia y a veces radioterapia.